Cómo conservar el Aceite de Oliva


El oro verde, qué debemos hacer para que conserve sus propiedades.

El aceite de oliva es una delicatessen, y como tal debe de ser tratada para lograr que conserve tanto sus propiedades como su sabor original. Para lograr este objetivo es fundamental tener claro como llevar a cabo una adecuada conservación.

Factores que inciden en una óptima conservación del aceite de oliva.

La luz

Debemos evitar que el aceite de oliva reciba luz de forma directa y mucho menos los rayos de sol. Generalmente los envases de aceite de oliva suelen ser de pet transparente y cristal transparente, aunque ya existen formatos con vidrio tintado. Para una mejor conservación del aceite debemos evitar utilizar envases propios de hierro, que aunque antiguamente eran los más utilizados, sin embargo son perjudiciales para las cualidades del aceite. Por tanto, recomendamos guardar el aceite de oliva en lugar oscuro, por ejemplo dentro de un armario de la cocina o despensa.

Olores Fuertes

Para conservarla durante un largo tiempo, es muy importante que mantengamos el aceite de oliva los mas alejado posible de olores fuertes y penetrantes, pues éstos pueden ser los causantes de alterar el sabor del aceite de oliva transmitiéndole sabores desagradables no 

deseados.

También queremos insistir en mantener el aceite de oliva que tenemos al uso diario, alejada de humos y vapores procedentes del cocinado, pues aunque el tiempo de exposición a estos elementos va a ser menor dado que vamos consumiendo el aceite, también estamos facilitando que éstos vayan contaminando el aceite de oliva, transmitiéndole sabores desagradables.

Recipientes

Lo recomendable es conservar el aceite de oliva en recipientes de cristal y a ser posible opacos, como hemos dicho en el apartado de la Luz, pero el recipiente también debe cumplir otra premisa y esta no es otra que ser capaz de cerrar herméticamente e intentar por nuestra parte que no se queden demasiado vacíos durante demasiado tiempo, puesto que un contacto directo con el aire no hace otra cosa que acelerar el proceso de descomposición del aceite de oliva.

La Temperatura

Para lograr una adecuada conservación del aceite de oliva, la temperatura juega un papel muy importante, sobre todo debemos evitar las temperaturas extremas, las recomendadas para su mantenimiento oscilan entre 18 y 24 grados, aunque si bien es cierto que no hay ningún problema si es un poco más baja.
 
 
Una vez conocemos los factores que debemos tener bajo control para que el aceite de oliva conserve todas las propiedades que la hacen ser un alimento estrella para nuestra dieta, nos planteamos una nueva cuestión:


¿Cuánto tiempo podemos conservar el aceite de oliva sin que pierda sus características esenciales?

Teniendo en cuenta que hayamos respetado lo máximo posible las premisas que hemos citado anteriormente, aún vamos a tener ciertos matices que van a condicionar el tiempo de conservación, estos son: Que sea aceite de oliva o aceite de oliva virgen extra, que el aceite haya sido sometido o no a un proceso de filtrado, que el aceite sea más o menos maduro y por supuesto la variedad de aceituna de la que se componga, pero si que somos capaces de dar una respuesta bastante exacta a esta cuestión:

 
Un aceite de Oliva Virgen Extra de variedades ligeras como la arbequina se puede conservar en condiciones óptimas aproximadamente un año.
 
Un aceite de Oliva Virgen Extra de variedades más robustas como la picual puede aguantar perfectamente hasta 2 años.
En la Sección Gourmet de A Comprar Vino,  puedes encontrar nuestros aceites recomendados:

Posts Relacionados

Dejar un comentario

Descuento Nueva Web

5% descuento

Código de Cupón  WEB2020
IR A TIENDA
Los productos en oferta no están incluídos. Promoción válida hasta 30/06/2020
close-link

Añadir dirección