Así se cultiva el Mejillón Gallego

El Mejillón Gallego, Mejillón Por Excelencia

El mejillón que se cultiva en las bateas gallegas es conocido como el oro negro y desde hace unos años se ha consolidado como una potencia mundial. El 95% de la producción total de mejillón en España procede de Galicia.
Nadie dijo que fuese sencillo, por el contrario el cultivo del mejillón gallego en bateas es un trabajo duro que bien merece que sea conocido por todos aquellos a los que nos gusta degustar este manjar y así valorar cuanto trabajo hay detrás de ese delicioso bocado que es el mejillón gallego.

Batea de Mejillones. Foto: Ipac.acuicultura.com


En el Cultivo del Mejillón Gallego vamos a destacar tres fases:

Noviembre a Marzo. Colocar los ejemplares juveniles en las cuerdas. 

Tras el duro trabajo de recoger los mejillones juveniles, en su gran mayoría procedentes de las mareas bajas y de las cuerdas recolectoras de las propias bateas, los cultivadores deben colocar principalmente de manera manual los mejillones juveniles en las cuerdas de las bateas, aunque también se puede hacermediante una maquina que los envuelve los mejillones con una especie de red de algodón totalmente ecológica que se desintegrará en los dias posteriores a su colocación, para entonces, los mejillones juveniles ya habrán producido un nuevo biso y se habrán adherido por completo a la cuerda de la batea.

Las cuerdas de las bateas son rugosas para facilitar que el mejillón de adhiera, se fabrican de esparto, polietileno o nylon y tienen una longitud de entre 7 y 10 metros con un diámetro de 3 a 5 centímetros, en esta primera fase los cultivadores colocan de 1,5 a 2 kg de mejillón juvenil por cada metro de cuerda en la batea. Las cuerdas tienen una durabilidad media de 6 a 8 años y una batea puede contener mas de 700 cuerdas. Las cuerdas están atadas mediante otras cuerdas mas finas conocidas con el nombre de “rabizas” a unas traviesas que pueden ser de madera o de plástico situadas a unos 40cm de distancia, por otra parte la distribución de las cuerdas es de 1 a 3 por cada metro cuadrado de batea, de este modo se facilita un constante flujo de agua y nutrientes para los mejillones a la vez que se logra que las no se toquen entre sí.

Mejillón Juvenil. Foto: Ipac.acuicultura.com


Junio a Octubre. Desdoble. 

 
Cuando tiene lugar esta fase, el mejillón está prácticamente en la mitad de su crecimiento, por lo que el peso de las cuerdas ha aumentado considerablemente en torno a unos 50kg. El desdoble consiste en trasladar las cuerdas de las bateas a los botes empleando para ello una grúa y después se frotan los diferentes grupos de mejillones sobre una mesa con una especie criba o tamiz que permite clasificar las tallas, es por ello que aquí se desdoblan la cuerdas, es decir, de cada cuerda se obtienen mejillones para tres o cuatro cuerdas más.

Con esta tarea lo que se pretende es que el mejillón crezca de un modo más rápido, pero también de manera uniforme, a la vez de evitar que los mejillones se caigan de la cuerda durante el mal tiempo.

Esta fase puede volver a repetirse cuando los mejillones crecen muy rápido y corren riesgo de desprenderse de nuevo de la cuerda, o bien cuando el cultivador pretende obtener mejillones de similar tamaño.

Desdoble. Mejillón. Foto: Faro de Vigo.

Octubre a Marzo. Cosecha. 

 
Como ya hemos mencionado al inicio de este post, el 95% de la producción total de mejillón en España procede de Galicia, existe un tamaño comercial de mejillón que se cosecha durante todo el año, pese a ello es de octubre a marzo la fecha máxima cosecha.

Los cultivadores de mejillones utilizan para su recolección grúas para elevar las cuerdas y desplazarlas hasta los barcos, donde los mejillones posteriormente serán separados de las cuerdas y clasificados sobre una mesa cedazo, descartando los mejillones que no tengan la talla adecuada, las conchas vacías, y todo aquello que puedan contener y que no se comercializará. Los mejillones juveniles volverán a ser utilizados para el cultivo y los destinados a ser comercializados son trasladados en bolsas de nylon a plantas de limpieza y depuración.

Una batea produce de media 130 kg por metro cuadrado contando con unas pérdidas anuales de un 15% de la población por mortalidad y manipulación.

 
En nuestra página www.acomprarvino.com tenemos los mejores mejillones gallegos, los Mejillones Gigantes Iglesias, y mejillones ovidio estos son los formatos de los que disponemos: 
 
 
 
 
 

Posts Relacionados

Dejar un comentario

Descuento Nueva Web

5% descuento

Código de Cupón  WEB2020
IR A TIENDA
Los productos en oferta no están incluídos. Promoción válida hasta 30/06/2020
close-link

Añadir dirección