Por qué las botellas de vino tienen el fondo hundido.

El mito del fondo de las botellas de vino

 

A veces durante el transcurso de una cata de vinos, surgen preguntas comunes entre ellas. Una de ellas es la causa de que escriba hoy este post.

¿Por qué las botellas de vino tienen el fondo hundido?

En el gran universo del vino siempre hay una leyenda para toda pregunta que nos planteemos, que pueden coincidir o no con la respuesta correcta.

Hay quien nos ha dicho que mientras más pronunciado sea este hueco en el fondo de la botella, de mayor calidad es el vino. También que es un detalle por parte de los fabricantes hacia los los camareros. Este detalle era para que sujeten mejor la botella a la hora de servir el vino. Sin embargo, son otros los motivos por los que las botellas tienen este peculiar diseño. Otros atribuyen este diseño solamente a cuestiones estéticas.

Vamos al lío

Vamos a viajar en el tiempo para comprender a la perfección el origen de este “misterio”, en concreto al siglo XVI cuando se creó la primera botella de vino fabricada con vidrio templado, esa botella ya fue fabricada con un fondo convexo, en algunos casos con forma más puntiaguda y en otros con una forma más achatada. Pues bien, el origen de la fondo hundido tiene que ver con que los antiguos artesanos sopladores de vidrio dejaban esa parte cóncava para garantizar que la botella se mantuviera en pie sin problemas. Con el paso del tiempo el uso práctico del fondo hundido se fue tornando una tradición y como consecuencia una parte fundamental en el diseño de las botellas.

Hoy en día es obvio que existen muchos adelantos para que el origen de este misterio hubiese quedado en desuso pese a la tradición, sin embargo, muchos son los enólogos que justifican el fondo hundido con argumentaciones más ventajosas que físicas, por ejemplo, que el fondo sirve para que las precipitaciones que se forman tras el envejecimiento del vino, no lo enturbien, pues con este diseño se depositarán en el fondo de la botella, también para las botellas de vino espumoso, vinos que generan una gran cantidad de anhídrido carbónico (CO2) en su interior, este gas provocará una enorme presión sobre sus paredes y una base convexa ayudara a distribuir mejor esas atmósferas de presión mejorando la resistencia de la botella.

En resumen, el origen del fondo hundido de se lo debemos a los antiguos sopladores de vidrio. Un pequeño misterio resuelto.

Si quieres conocer más secretos sobre el vino, te recomiendo el post Precuentas Frecuentes Sobre Vino.
close

La Trastienda

¡Recibe un cupón de descuento solo por suscribirte!

¡Te enviaremos descuentos exclusivos y recomendaciones de nuestro Sumiller!

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Dejar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies