Los posos en el vino

Los posos en el vino tinto son relativamente habituales. Seguro que alguna vez los has visto en tu copa y te han hecho desconfiar de la calidad del vino. También es posible que hayas visto a alguien alarmarse y poner el grito en el cielo al verlos o incluso tú mismo lo has hecho. Bueno, no hay que alarmarse ante esa situación. Hoy te voy a contar a qué se deben esos sedimentos y verás como cambia tu opinión sobre ellos.

Qué son y de donde vienen los posos en los vinos tintos

Voy a diferenciar dos tipos de posos: los primeros, los posos producidos por la precipitación de sedimentos que origina la materia colorante y restos de levaduras inertes. Mientras más tiempo va teniendo el vino, más sustancia colorante se pierde. Los segundos son los tartratos, unas cristalizaciones naturales procedentes de la uva. El más habitual es el Bitartrato Potásico, sales del ácido tartárico que precipitan por la acción del frío y del alcohol.

¿Son buenos o malos los posos del vino?

Los posos en el vino se generan durante los diferentes momentos dentro del proceso de elaboración y crianza. La gran mayoría de las bodegas realizan una clarificación y la filtración del vino para evitar la aparición posos y conseguir un vino totalmente limpio. También es cierto que al realizar estos procesos, el vino pierda parte de su expresividad y personalidad y para que esta perdida sea la menor posible, en las bodegas se lleva un estricto control a la hora de llevarlos a cabo.

Pese a la clarificación y la filtración, es muy probable que pasados los años y como resultado de la evolución del vino, aparezcan los posos. Estos sedimentos son completamente neutros y no ejercen ningún tipo de efecto en el aroma ni en el sabor del vino y por tanto tampoco provocan efecto negativo alguno sobre la calidad.

Por tanto, tengo que decir que los posos son buenos para el vino y, aunque hay a quien pueda no agradar, es cierto que solamente se trata por una cuestión meramente estética.

Cómo evitar que los posos lleguen a la copa

La forma de evitar que los posos del vino lleguen a nuestra copa es mediante la decantación del vino. En un post que escribí en A Comprar vino, llamado “Decantar el Vino”, te explico cómo llevar a cabo una decantación. En él también encontrarás otras razones en las que es aconsejable decantar o no un vino.

Posts Relacionados

Dejar un comentario

Añadir dirección