Vino y Queso, El Maridaje Perfecto

Vino y Queso: ¿Un Maridaje Perfecto?

Tanto si eres de los que disfrutan más del vino y el queso juntos que por separado como si no.  Entonces te mereces una explicación razonable.  No te quedes con la curiosidad del por qué de este maridaje tan antiguo  como peculiar y versátil.

Que no te la den con Queso

Seguro que alguna vez has escuchado esta frase. Nosotros la mencionamos mucho en nuestras catas cuando alguno de los vinos va maridado con queso.

Antiguamente los quesos mas potentes en sabor eran utilizados para enmascarar los defectos de los vinos. Los vendedores de vino ofrecían un trocito de queso a los compradores que acudían a sus instalaciones y a éstos el vino les sabía a gloria. Cuando se llevaban el vino, que generalmente era una cantidad considerable y a su vez era para vender en sus establecimientos, los parroquianos se mofaban de él diciendo: ¡Ya te la han dado con queso! Y es que el vino estaba tan malo que no había quien lo bebiese si no era con un queso fuerte.

Foto: Tapas Magazine

 

Pero: ¿Por qué nos gusta tanto el vino con queso?

Los Taninos, son los causantes de que aún con el paso del tiempo, después de que tantas veces a alguien se la hayan “dado con queso”,  éste sigue siendo un maridaje espectacular.

Gracias a los taninos, el vino tiene su color y su aspereza.  Los vinos tintos son los que se elaboran previa maceración de los hollejos. Por esta razón los vinos tintos son los que más presencia tienen de tanino.

Esta sensación en boca se debe a que, al entrar en contacto con la saliva, los taninos coagulan la mucina, una proteína encargada de lubricar la boca. Al formarse estos aglomerados, se crea una sensación de sequedad bastante desagradable, que termina por desaparecer cuando se secreta nueva saliva, que diluye los taninos y ayuda a su deglución.

Ahí es donde entra en juego el queso. Él puede acelerar este proceso gracias a que las grasas presentes en él contienen proteínas que se unen a los taninos antes de que éstos formen aglomerados de mucina.

De esta forma, beber vino con queso resulta mucho más placentero. Como sugerencia te decimos que debes maridar quesos suaves con vinos suaves y viceversa, a mayor intensidad del queso aumenta la del vino.

Para que empieces a probar te recomendamos nuestro Almogrote maridado con el vino tinto Lengua Azul elaborado por Pago de la Encomiendas en Villafranca de los Barros. Ya sabes consigue con vino y queso el maridaje perfecto.

 

Posts Relacionados

Dejar un comentario

Añadir dirección